¡Vamos Maruchi, baja a fuego!

¡Vamos Maruchi, baja a fuego!

María Martín-Granizo, «el surf es un deporte para personas risueñas y alegres! Personas que disfrutan de la vida, de la naturaleza… personas que están en sintonía con el medio»

 

Esta semana en surfing.es traemos una entrevista con una de las deportistas más jóvenes del equipo nacional de parasurf, María Martín-Granizo. Pese a su juventud, la surfista nacida en León puede presumir de un palmarés digno de una veterana. 

 

Cinco años consecutivos ganando el campeonato de España en paraesquí, dos medallas individuales en los mundiales de parasurf y una plata y un oro como equipo en la misma disciplina, además de otros grandes resultados, hace de ella una auténtica leona. 

 

María contagia su buen humor y la simpatía que la caracteriza. Solo dos minutos a través del teléfono y es imposible no imaginar su sonrisa del otro lado del aparato. Rodeada de su principal apoyo, los suyos, María nos habla de su experiencia en el último mundial de parasurf disputado en California.

 

Un mensaje en el teléfono es todo lo que necesita para saber que, aunque a muchos kilómetros de distancia, su padre y su madre están ahí. Un mensaje tan sencillo como potente hace que Maruchi vaya a por todas.

 

 

Primero de todo, una leonesa surfeando olas ¿cómo y cuándo llega el surf a tu vida?

 

León es tierra de buenos marineros, de hecho un antepasado mío ha sido Almirante de la Armada. Pero yo empecé de casualidad, mis padres van a Peniche, en Portugal, de vacaciones y por el año 2012 para librarse de mí y de mis hermanos nos apuntaron a un surfcamp. Allí conocimos a Nuno Roque Silva, un gran surfer portugués, con el que tengo muy buena amistad y que se empeñó en darme clases. Él, junto con los enormes surfistas asturianos Lucas García y María Muñoz, son los culpables de que me encante surfear y ame este deporte. Desde 2018 hago parasurfing principalmente en Salinas, Asturias, con Lucas y María.

 

Segundo, ¿qué te aporta este deporte?

 

El surf me ha dado la posibilidad de conocer a gente increíble, de estar en lugares maravillosos y de pasar momentos estupendos. También pasé momentos duros pero, gracias a  la gente que me rodea, he logrado superar. El surf me da mucha paz mental y me ha ayudado a superar bloqueos personales.

 

Eres una persona risueña y alegre, ¿qué comparte tu personalidad con los valores del surf?

 

¡El surf es un deporte para personas risueñas y alegres! Jejeje… personas que disfrutan de la vida, de la naturaleza… personas que están en sintonía con el medio y que les gusta compartir esa felicidad con la gente que tienen a su lado.

 

Ahora mismo, a una persona que te haya visto competir o que vaya a leer esta entrevista, ¿qué le dirías para que probaran el surf adaptado?

 

El parasurfing me ha hecho mejorar física y mentalmente, el deporte hace que me sienta mejor conmigo misma. Sinceramente, creo que todo el mundo debería saberlo porque a mi me ha ayudado mucho a superar miedos, sentirme más segura de mi misma, conocer gente, viajar… ¡me ha ayudado a darme cuenta que mi discapacidad no me limita en ningún aspecto!

 

Ya sabías lo que era ganar una medalla en unos mundiales de surf, ¿cómo sienta volver a colgarse un metal?

 

¡Para mí es un orgullo representar a España! Ha sido una alegría tremenda quedar tercera del mundo y colaborar para que el equipo quedase subcampeón del mundo. La verdad, fue complicado pasar a la final porque mis rivales son stand 2 y yo soy stand 3. ¡El camino ha sido duro! Empecé a surfear con la prótesis este verano y he tenido que entrenar de manera intensa para llegar al mundial en unas condiciones óptimas ¡estoy muy contenta… pero sé que tengo mucho margen de mejora!

 

¿Qué te aporta este resultado para próximos retos?

 

Surfear con prótesis ha hecho que tuviese que cambiar mi manera de surfear para este pasado Mundial. Antes mi parasurfing era distinto, me apoyaba en el muñón sobre la tabla, la prótesis tiene que mejorar, un gran reto es desarrollar una prótesis más adecuada con la que evolucione mi parasurfing. En el mundial vi algunas ideas muy interesantes que estoy trabajando junto con mi ortopeda Jens Müller.

 

¿Cómo viste este año el mundial de surf?

 

Cada año el parasurfing tiene una mayor aceptación y participación. Este último mundial éramos más parasurfistas que el año pasado y el nivel es cada vez es más alto ¡Los rivales cada vez son mejores, entrenan más y surfean mejor! Hay una cosa que me encanta más cada edición, y es el gran ambiente de compañerismo que hay dentro del mundial ¡En el agua podemos ser rivales pero fuera somos amigas! He hecho amigas para siempre, gente encantadora como la uruguaya Isabella Desseno, la brasileña Malu Méndez o la costarricense Jimena Ruíz.

 

Llega el invierno y tu otro deporte, el esquí, gana protagonismo, ¿olvidarás el surf unos meses o lo seguirás compaginando?

 

Durante la semana hago un entrenamiento mixto de fuerza y natación. Preparo ejercicios específicos tanto de parasurfing como de paraesquí, por ejemplo el “take off”, trabajos de brazada… Si puedo me escapo a surfear, León está a hora y media de la playa y de la montaña. Si que estoy más centrada en mi otra pasión pero me encanta entrar al mar.

 

 

Teniendo en cuenta que eres actual campeona de España, ¿cuáles son tus próximos objetivos nacionales e internacionales?

 

Mi objetivo es defender el título y trabajar para poder volver a representar a España. Si voy al Mundial trataré de superar mi tercer puesto. No es fácil ya que cada vez el nivel es más alto, pero, como ya he dicho antes, ¡creo que tengo mucho margen de mejora y estoy segura de que mi parasurfing va a mejorar mucho!

 

De aquí a 5 o 10 años, ¿cómo y dónde te imaginas?

 

¡Me gustaría que el parasurfing entrase a formar parte de los deportes Paralímpicos, eso sería maravilloso! España tiene un gran equipo de parasurfistas y hay mucho nivel. Creo que podríamos hacer algo muy importante y además conseguiría situar al parasurfing en el puesto que se merece… ¡sería estupendo verlo en Los Ángeles 2028!